Introducción

Ábris nació el 31 de julio de 2016, en la semana 39 del embarazo con una puntuación Apgar de 9 de 10. Es un niño muy feliz, que sonríe muchísimo. El 31 de marzo de 2017 lo han diagnosticado con SMA typo 1, que es una atrofia espinal muscular. Por ahora está muy bien físicamente y mentalmente (algo que no va a cambiar en el futuro cercano, porque la enfermedad no afecta al desarrollo de mente).
Por el momento está viviendo una vida normal y feliz y afortunadamente los síntomas graves no se han presentado aún gracias a su sistema inmunológico robusto. En el quinto mes me di cuenta que no se movía tanto cómo antes. Para motivarlo, lo llevé a unas clases de natación y a sesiones de mensaje para bebés. Estos programas dieron muy buenos resultados y él aún sigue mejorando.
Más tarde visitamos un centro de médico privado para hacerle un análisis ortopédico y a la Fundación Dévény Anna para una consulta y revision médica. Ninguno de los dos determinó o reconoció los signos y los síntomas de una enfermedad tan grave.